Reglamento > Normas de etiqueta

Las Reglas del Golf: Normas de etiqueta.


La descripción del comportamiento que deben guardar los jugadores del golf, y el conjunto de recomendaciones relativas a la etiqueta o cortesía durante la práctica de nuestro deporte, están incluidas en el Libro de Reglas.

El trascurso de una partida de golf puede prolongarse hasta seis horas. Es muy importante crear un ambiente cordial y distendido de forma que se pueda disfrutar del entorno y del ambiente de los compañeros (que bastante injusto es el swing de golf por sí solo).

Aunque parezca de lo más lógico según dictan las normas de la educación, debemos recalcar que se deben evitar los malos modales con los compañeros de partida. Si tenemos mala suerte o los resultados no nos acompañan, hay que evitar los enfados y sobre todo las malas formas tales como tirar el palo, golpear el suelo con el palo (aunque a veces lo hagan hasta los profesionales), gritar, etc,..

La mayoría de las veces jugaremos al golf sin la presencia de árbitros. Es muy desagradable ver que un compañero de partida está incumpliendo las normas adrede. Tampoco tiene ningún valor ganar un torneo en el que sabes que has hecho trampas.

Al empezar nuestra partida deberíamos saludar a nuestros compañeros, desearles suerte y mostrarle la marca que lleva nuestra bola para ser fácilmente identificable.

La norma de cortesía más importante es que no debemos golpear nuestra bola si podemos alcanzar a golpear a los integrantes del partido que nos precede ni a nuestros compañeros. Yo he sufrido la circunstancia de un "señor" que juega su golpe, le sale mal, nosotros avanzamos hacia nuestras bolas y de repente oímos sobre nuestras cabezas que pasa volando una bola, porque no se le ha ocurrido otra cosa que repetir su golpe sin avisar, aunque su bola anterior estaba perfectamente localizada. Este segundo golpe, además de no estar permitido por las Reglas, es una temeridad. Si vuelve a fallar y nos pega un bolazo en la cabeza podría haber tenido repercusiones trágicas. Piénsalo, no merece la pena arriesgarte a tener la responsabilidad de haber lesionado a alguien de forma temeraria. Si tienes la mas mínima duda de si tu golpe puede llegar a los de delante espera.

Hay veces (muchas) que nuestra bola no obedece y se va hacia la calle de al lado. Si eso pasa hay que gritar "bola" de forma que si hay alguien en esa calle esté prevenido de que hay una bola descontrolada.

Si al efectuar nuestro golpe levantamos una chuleta de césped la repondremos en su sitio y la pisaremos para intentar en lo posible cuidar el campo de juego (es normal sacar chuletas, lo que no es normal es no reponerlas).

Caminaremos hacia nuestra bola a buen paso intentando calcular la distancia de nuestro próximo golpe y la fuerza y dirección del viento.

Debemos intentar estar ya preparados para realizar el  golpe cuando llegue nuestro turno (tener el guante puesto, el palo adecuado en la mano y no hacer muchos swings de prácticas).

Cuando un jugador efectúa su golpe, hay que situarse enfrente del mismo, algo retrasado de la línea de tiro. Con eso evitamos distraer al jugador y también que un mal golpe pueda alcanzarnos. Nadie debe moverse o hablar desde que el jugador prepara el golpe hasta que lo ejecuta.

Si nuestro partido juega muy lentamente y pierde más de un hoyo de distancia con relación a los jugadores que le preceden, deberá dar paso al siguiente partido, y esperar que se encuentre fuera de su alcance en la distancia que se considera de seguridad. También se debe dar paso al siguiente partido cuando la bola no se encuentra inmediatamente, y no esperar que se agoten los cinco minutos permitidos para la búsqueda de una bola.

Debemos ayudar a un compañero de juego en la búsqueda de su bola cuando no aparece.

Si nuestra bola cae en un bunker cuando salimos debemos rastrillarlo para dejarlo en las mejores condiciones posibles.

Al llegar al green dejaremos la bolsa de palos en dirección al camino que lleve al siguiente tee de forma que salgamos lo antes posible al terminar el hoyo.

Retiraremos la bandera con cuidado y la dejaremos sobre el suelo también con cuidado.

En el green andamos levantando correctamente los piés evitando arrastrar los zapatos y dejar marcas.

No se apoya uno en su putter mientras espera su turno para jugar en el green.

Una vez que todos los jugadores están en el green debemos fijarnos en las posiciones de todas las bolas para evitar pisar en las líneas que deberán seguir hacia el hoyo. Si es necesario daremos un rodeo.

Al embocar nuestra bola la sacaremos del hoyo con la mano. No usaremos la cabeza del putter porque podemos dañar los bordes del hoyo.

Antes de salir del green repararemos los piques que hayan realizado nuestras bolas (y si hay alguno que nos encontramos sin reparar aunque no lo hayamos hecho nosotros también). Y repondremos la bandera (debería hacerlo el jugador que embocó el primero).

Nunca haremos rodar un carro sobre un green ni sobre un tee.

Para agilizar el juego se abandona el green tan pronto haya terminado el último jugador. En el siguiente tee, mientras van saliendo los jugadores, tenemos tiempo suficiente para anotar el resultado del hoyo anterior (no anotamos en el mismo green).

Al teminar la ronda saludamos a todos los demás jugadores y les agradecemos la compañía.
 

Atrás



   © Copyright www.lawebdegolf.com Página Principal|Boletín|Aviso legal|Privacidad|Soporte Técnico|Contacto|Suscríbete