La afluencia o zona aparece cuando el rendimiento está al máximo y el juego se realiza por sí solo.

Hay momentos en que el juego se hace grato y fácil, las cosas salen bien. Sin explicación comenzamos a jugar con una facilidad fuera de lo común y casi sin tener conciencia de lo que hacemos. No obstante no dejamos de sorprendernos por los resultados que se suceden, como si no fueran obra de nuestra voluntad. Es mas, percibimos que lo que hacemos sucede por si solo, como si el cuerpo hubiera tomada las riendas de las acciones y nos convertimos en espectador de nuestros actos.

Si nos mantenemos solo observando se mantendrá la afluencia. Si la conciencia comienza a participar mas activamente y permite que los pensamientos comiencen a explicar lo que esta pasando, la magia habrá llegado a su fin.

Esta magnifica condición se presenta en los jugadores bien reglamentados y es la expresión del juego instintivo, que nace de la armonía de las zonas motoras de nuestro cuerpo sin la participación de la voluntad. Se presenta en momentos que la concentración es intensa y permite que las cosas sigan ocurriendo por sí solas.

Volver


   © Copyright www.lawebdegolf.com Página Principal|Boletín|Aviso legal|Privacidad|Soporte Técnico|Contacto|Suscríbete