Jugando con la mente.


Hoy le voy a relatar algunas conclusiones a que se ha llegado, luego de profundizar aspectos relacionados con la adquisición temprana de la técnica y la mentalización.

Desde los últimos meses de vida intrauterina, hasta los 6 o 7 años de edad, existe la capacidad de aprender con imágenes procedentes de los sentidos. Dichas imágenes son procesadas y retenidas en forma de experiencias, que serán aplicadas a las destrezas futuras, mediante la mecánica del movimiento. Es decir todos los movimientos aprendidos y usados podrán ser retenidos como habilidades permanentes.

Trascurridos estos primeros años, se obtendrán conocimientos con diferentes características. Deben ser entendidos, luego racionalizados para ser memorizados y finalmente, tratándose de técnicas, deben ser incorporados a la memoria de entrenamiento para ser usados con habilidad.

Si lo aprendido después de esa edad, no se usa regularmente se pierde, mas aun tratándose de una destreza.

Por lo dicho, hay una memoria primaria que estará siempre vigente y otra posterior racionalizada que comienza siendo fugaz y debe ser usada para que se convierta en memoria de entrenamiento o de largo plazo.

Para aprender el swing de golf se lo puede hacer mediante la lectura, la imitación o la explicación.

La memoria primaria se aloja en el hemisferio cerebral derecho es patrimonio de los niños:

Mente inconsciente hemisferio cerebral derecho
Intuición.
Emociones.
Habla.
Palabras escritas.
Pensamiento lineal verbal y objetivo.
Sentimientos.
Imágenes vistas.
Imágenes creadas.
Visualización objetiva y subjetiva.
Percepción global.
Marcos y fondos de cuadros mentales.
Percepción.
Retención
Procesamiento simultaneo.
Memoria profunda.
Fe.
Deseos.
Retroalimentación.
Imaginación.
Fantasía.
Armado de imágenes por afinidades.
Visión holistica.

El deporte aprendido en la etapa instintiva, crea contactos neuronales especiales para dar satisfacción a todas las variables inventadas por el niño y que van mas allá de la practicidad y la ortodoxia del juego.

El niño crea sus técnicas a voluntad y las mantiene en el tiempo con la misma precisión. Significa que dispondrá de una memoria intuitiva que le permitirá jugar con eficiencia sin tener que pensar en como hacerlo. Solo usará la vista, el tacto y el oído, para tener la información que necesita.

La memoria racional o consciente se ubica en el hemisferio izquierdo y se obtiene luego de la segunda infancia, Cuando se comienza a razonar y tener pensamiento analítico.

Mente consciente hemisferio cerebral izquierdo
Critica.
Analítica.
Racional.
Percepción inmediata.
Recorta.
Figuras.
Detalles.
Signos.
Categoriza.
Sintetiza,
Proceso secuencial.
Memoria de superficie.
Voluntad.
Intención.
Función lógica
Causa efecto.
Calcula compara.

La memoria racional o tardía necesita actualizaciones que se obtiene con el entrenamiento. Esta sujeta a ajustes y modificaciones previo razonamiento.

El jugador adulto o racional tiene que pensar antes de jugar.

El jugador infantil juega sin pensar. Solo hace lo que desea y lo obtiene por el método de prueba error. No hay razonamiento previo. Su mecánica hace el resto y siempre bien. Es el juego de Ballesteros Trevino, De Vicenzo y todos los grandes que se formaron en la infancia.

Para lograr el nivel compatible con el éxito, es necesario entrenarse mentalmente y tener la asesora de un experto y un buen programa destinado a tal fin.

Dr. Luis Maria Guglielmetti.
Médico psicodeportólogo



Volver


   © Copyright www.lawebdegolf.com Página Principal|Boletín|Aviso legal|Privacidad|Soporte Técnico|Contacto|Suscríbete