El optimismo en el golf.


Uno de los secretos de los triunfadores tanto en el golf como en la vida es, sin duda, el optimismo. Cuando se lo ha incorporado a la manera de actuar, se obtiene ánimo, buena disposición y la firmeza necesaria para alcanzar las metas propuestas.

Se trata de ver y juzgar las cosas bajo el aspecto más favorable, acogiendo siempre el lado positivo de la realidad, y cultivando la certeza de que es posible alcanzar los objetivos, sin dar lugar al desánimo.

El optimismo otorga una fuerza especial que da la seguridad de poder y hace posible obtener lo deseado por difícil que ello sea. No hay dificultad que nos amilane, por reiteradas que estas sean.

El éxito comienza a hacerse realidad cuando se tiene seguridad en sí mismo. La confianza no consiste en pensar, que se es superior, sino que se puede tanto como lo desee. Si creo que puedo y me siento seguro, podré.

Todos pueden fracasar, pero el optimista nunca lo acepta como definitivo. Cuando le ocurre, piensa que en la próxima oportunidad, tratará de recuperar lo perdido o alcanzar lo que busca. En el otro extremo están los pesimistas, a quienes cualquier propósito, aunque sencillo, les resulta inalcanzable. Ellos mismos lo hacen imposible, desde el momento que se sienten incapaces de lograrlo. No se esfuerzan por que ignoran que el triunfo puede estar a la vuelta de la esquina, y hay que ir tras el por que nunca caerá como llovido del cielo.

Dos golfistas del mismo nivel que intentan ganar un torneo y ambos poseen una excelente preparación, la diferencia la hará el factor emocional. Tendrá mayores posibilidades, el que tenga la certeza de triunfar. El optimismo le otorga un handicap adicional que coloca en ventaja a quien lo posee.

El optimismo va de la mano con la perseverancia, jamás se desalienta el que está convencido de que puede obtener lo que desea. Las victorias no las obtiene quien las merece sino el que las sabe buscar con más insistencia.

Nuestro ROBERTO DE VICENZO, es un ejemplo de perseverancia y optimismo Luego de salir segundo en el abierto Británico, en una actitud que lo muestra en su verdadera dimensión, se propone ganarlo y para ello lo intenta en diecinueve oportunidades, hasta que lo logra en Hoylake, ganándole a JACK NICKLAUS que no alcanza a comprender como un desconocido, le había superado en momentos en que se hallaba en la cúspide de su carrera deportiva. Dicho por los propios ingleses fue un torneo muy emocionante y sin duda unos de los mejores de la historia del golf.

El jugador optimista esta dispuesto a insistir hasta alcanzar el fin deseado. Aquel que acepte que lo difícil es solo eso y no imposible, está cerca de llevarse el éxito. Las victorias no las obtiene quien las merece, sino el que sabe buscarlas con insistencia. El secreto esta en no rendirse nunca. La diferencia entre un triunfador y un perdedor radica en que el primero se levantó más veces que el segundo después de una caída, por creer que su aspiración debía ser una realidad.

Hay dos grandes verdades, la primera: el hombre se derrumba fácilmente; la segunda: Se precisa muy poco para levantarse y continuar, Alcanza con la fe y la voluntad.


Volver


   © Copyright www.lawebdegolf.com Página Principal|Boletín|Aviso legal|Privacidad|Soporte Técnico|Contacto|Suscríbete