La eficiencia y la ortodoxia.

Hola queridos golfistas

Con frecuencia nos preguntamos como es posible conseguir un excedente tiro de golf, con un swing que no esta encuadrado dentro de la ortodoxia.

He visto durante mucho tiempo, malos swing con excelentes tiros. También como jugadores con mañosas técnicas, obtenían lo que no lograban quienes se esmeraban en cumplirlas.

Siento admiración por la mecánica depurada de David Duval y me choca injustificadamente el rebuscado swing de Doyle. Sin embargo Duval suele jugar arriba de los 80 golpes por vuelta y Doyle gana un grande. Pero eso no es todo, aprendió mal y empezó como profesional después de los 40 años. Mi amigo Roberto De Vicenzo comenta sobre el particular.

”El swing de Doyle es más bien rebuscado, aunque lo compensa con una muy buena administración de golpes y más que aceptable juego corto. Más allá de que el Abierto de los Estados Unidos es un torneo de largo aliento, con mucha presión y prestigio en juego, su movimiento para ejecutar el golpe lo llevó al fin a buen puerto.

Hay otros jugadores que tienen un swing rebuscado: Jim Furyk, Raymond Floyd y Craig Stadler, aunque en el caso de la Morsa, su forma extraña de pegarle viene como consecuencia de su gran contextura física. Más allá de la poca estética, los tres escribieron trayectorias exitosas. Son tipos que le han llegado al corazón y al latido de la pelota. Mantienen sensaciones buenas al momento del golpe, con lo que ganaron en confianza.

Yo nunca fui de los que gozaron de un swing considerado técnicamente perfecto, ya que tenía sus defectos. Eso produjo que buscara más el control de la pelota que el swing en sí mismo. Para mí, lo más importante fue mantener el dominio”

Existe un ajuste natural entre lo que se hace y lo que se busca en el swing de golf. Contemplada la base de la mecánica del golpe, no es tan importante, “como sino donde” se quiere enviar la pelota y para ello lo que importa es el rendimiento sin importar mucho la ortodoxia. He visto jugadores con mala técnica obtener excelentes resultados, tanto en el profesionalismo como fuera de el. De modo que la regularidad, la confianza y un buen dominio de la bola como dice Roberto, hacen la diferencia.



LUIS MARIA GUGLIELMETTI


Volver


   © Copyright www.lawebdegolf.com Página Principal|Boletín|Aviso legal|Privacidad|Soporte Técnico|Contacto|Suscríbete