LAS MADERAS DE CALLE


Acabas de dar un drive perfecto que ha aterrizado justo en el centro de la calle. ¡Ah, la vida es bella; el golf es maravilloso!. Según vas caminando hacia tu bola saboreando el momento, te das cuenta de que has quedado a unos 200 metros de la bandera. Tu corazón empieza a latir más rápido, y tu cuerpo se tensa al pensar que o usas un hierro 3 o una madera si quieres alcanzar el green. Te quedas apesadumbrado: otro gran drive que vas a desaprovechar ahora. Sabes lo que pasa cuando pegas un hierro 2 o 3 o incluso un hierro 4: ¡el desastre!. Nunca entenderás cómo puedes pegar un hierro 5 perfecto, pero tener tantos problemas con los hierros más largos.

Abatidamente, te diriges hacia tu bolsa. ¡Pero espera!. La esperanza está cercana, justo en la bolsa de uno de tus compañeros. ¡Es una madera 7!. Se la pides prestada, él está de acuerdo. Te colocas a la bola, seguro de que no va a suceder nada peor de lo ocurriría si usaras tu hierro 3. ¡Y GOLPEAS!. ¡Dos botes buenos y un poco de carrera, y la bola está en el green!.

Si estás entre la mayoría de jugadores, tendrás dificultades al pegar los hierros más largos (2-4). Afortunadamente, disponemos de la alternativa de las maderas de calle, que son palos mucho más sencillos de usar. Además, por sus características nos ayudarán a salir de la hierba alta.


¿Qué es lo que hace que estos palos sean mejores?

Hay varios factores que provocan que las maderas de calle sean más fáciles de usar que los hierros largos. Para los jugadores que se están iniciando, el centro de gravedad de la cabeza está más bajo y más atrasado debido a la forma de la cabeza. Esto ayuda a pasar el palo por debajo de la pelota.

Algunas tienen "raíles" en la suela para ayudarla a deslizarse a través de la hierba. Aunque el ángulo de sus caras es similar a los de los hierros largos, sus varillas son más largas. Esto aumenta la velocidad del swing y, como resultado, la pelota se eleva más fácilmente.

Otra razón por la que las maderas de calle están captando la atención de los golfistas es porque los fabricantes están bajando los lofts de los hierros largos, lo que los hace más difíciles de jugar. ¿Por qué hacen ésto?. Porque están buscando el poder decir que sus palos llegan más lejos. Lógicamente, para compensar esta disminución del loft y que no haya de repente un salto de distancias, los hierros más cortos, también han tenido que ver disminuido su loft.

Por último, al tener las maderas de calle una cabeza de mayor tamaño aumenta la confianza del jugador. El punto dulce de una madera de calle es mayor, lo que proporciona más margen de error. En un hierro largo, o damos un buen golpe o no iremos a ningún lado.


¿Debo cambiar a maderas de calle?

Si debes cambiar a más maderas de calle depende de tu juego. Si los hierros largos te ocasionan problemas, parece lógico cambiar hacia un golpe más fácil, con un palo más permisivo. Por todos es admitido que los hierros largos son difíciles de pegar, por tanto no procede decir que las maderas de calle son solo para los jugadores peores o más débiles.

Si sueles usar el drive o la madera 3 para no sacar un hierro largo deberías probar con las maderas de calle.


Atrás


   © Copyright www.lawebdegolf.com Página Principal|Boletín|Aviso legal|Privacidad|Soporte Técnico|Contacto|Suscríbete