EVOLUCIÓN DE LA BOLA DE GOLF

Para entender la historia del juego del golf, ayuda el entender los diferentes tipos de bolas de golf que se han usado. Un elemento importante en la evolución de las bolas de golf es la variedad de materiales usados para fabricarlas. Cada nuevo material cambiaba las características del vuelo de la bola. Cada tipo de bola que se empleó afectó a aspectos del juego como el diseño de los palos, el estilo de juego y la longitud de los campos.

Entre 1.400 y 1.960 ha habido cuatro Periodos en función del tipo de bolas.


EL PERIODO DE LA BOLA DE MADERA

No ha quedado mucha información de éste periodo. Las bolas de madera se hacían de árboles de madera dura como la raíz. Probablemente se emplearon entre 1.400 y entrado el siglo 17. Esto se basa en conjeturas en función de la documentación escrita que se ha encontrado ya que prácticamente no existen artefactos de éste periodo.


EL PERIODO DE LA BOLA DE CUERO

Podemos decir que éste periodo empieza en los 1400s o en los 1600s y termina sobre el 1850. Las bolas usadas hasta el 1700 pudieron ser de madera o de cuero relleno de lana o pelo.

Las bolas de cuero se fabricaban con tres piezas de un ancho de 1/16 de pulgada, normalmente de toro o de caballo. Las piezas se cerraban mediante dos trozos rectangulares de 5/32 de pulgada. El relleno era de pluma de ganso o de pollo. Al mojar la bola, la piel tiende a encogerse apretando a las plumas cuando se seca, mientras que las plumas tienden a expandirse al secarse. La combinación de éstas dos acciones producía una bola dura que resultaba jugable.

Una vez acabada la bola se pintaba de blanco para hacerla más visible.

Al principio probablemente no existía un estándar de tamaño, peso o modo de fabricación. La numeración de la bola indicaba su tamaño, pero posteriormente pasó a indicar su peso. Los golfistas escogían la bola en función de su nivel de juego y de las condiciones del campo.

Aunque no se podía cambiar de bola durante un hoyo, sí era legal cambiar al comienzo de un nuevo hoyo. Si una bola en juego resultaba dañada tenía que ser jugada hasta acabar el hoyo. Los buenos golpes afectaban a la bola, pero un golpe mal dado podía destruirla. El juego se basaba mas en la fineza que en la distancia.

Bajo condiciones normales, el promedio de distancia con el drive se situaba entre los 135 y los 165 metros. Los hoyos eran mas cortos que en la actualidad.

Era sencillo hacerle un corte a una bola de cuero. Hasta el 1800, los palos que se usaron eran casi exclusivamente maderas. Se solían emplear hierros cuando la bola estaba en una posición mala en la que se pudiera dañar una madera.

Las bolas de cuero no eran perfectamente redondas. A pesar de eso volaban y rodaban bastante bien. En las duras superficies de los greenes de esa época, éstas bolas adquirían mas precisión que en los actuales y perfectos greenes.

Aunque las bolas de cuero fueron la tecnología predominante durante cientos de años, tenían dos grandes desventajas: su duración y la dificultad de conseguirlas.


EL PERIODO DE LA BOLA DE GUTTA PERCHA

A primeros de la década de 1.850, las bolas de gutta percha hicieron de las bolas de cuero artículos de coleccionista. El periodo de la bola de gutta percha va desde aproximadamente 1848 hasta bien entrado el 1900. La gutta percha es un material parecido a la goma que procede de árboles del este de Asia. Las primeras bolas de gutta percha se hacían calentando el material en agua. Luego se las hacía redondas moldeándolas a mano mientras estaban calientes.

Después de algunos años, se empezaron a usar moldes de metal. Un buen fabricante de bolas podía hacer al menos seis docenas de bolas al día, 25 veces lo que hacía un fabricante de bolas de cuero. Este volumen de producción provocó que el precio de las bolas bajara a la mitad permitiendo la incorporación al juego de golfistas con menos ingresos.

El reverendo James Paterson tiene reconocida como suya la realización de la primera bola de gutta percha en 1845. A esa bola se la conocía como la de 'patente Patersons', y se fabricaba de forma que se pareciera físicamente a la de cuero.

Pronto los jugadores empezaron a darse cuenta de que sus golpes eran mas predecibles. Esto provocó la adición de marcas en la superficie de la bola intentando conseguir mayor estabilidad aerodinámica. Las primeras marcas simulaban cortes hechos con un hierro.

Sobre 1880 las marcas se realizaban directamente con el molde. Los primeros patrones empleados para las marcas fueron circulares radiando desde los polos de la bola. En la década de 1890 se desarrollaron docenas de patrones exóticos.

El promedio de distancia con el driver de un jugador normal usando una bola de gutta percha era de entre 155 y 170 metros, unos 25 metros más que con una de cuero.

La dureza de las bolas de gutta percha hacía que no se cortaran con facilidad al golpearlas con los hierros, pero las maderas de cabeza grande que se usaban para jugar las bolas de cuero no permitían repetir golpes centrados con las nuevas bolas de gutta percha. El perfil de las cabezas de las maderas se volvió más fino.

Al golpear una bola de gutta percha se producía un sonido similar al que producen dos bolas de billar al chocar entre ellas.

Al igual que las bolas de cuero, las de gutta percha tenían varios defectos. Debido a su dureza dañaban a menuda las caras de las maderas. Muchos jugadores detestaban el sonido y la sensación, resistiéndose a cambiar la bola de cuero. En los días fríos de invierno la bola de gutta percha tiene tendencia a partirse. Esto provocó un cambio en las reglas para prevenir la circunstancia de una bola que se rompía en el desarrollo de un hoyo. El jugador tenía derecho a dropar una bola lo mas cerca posible del trozo más grande de la bola rota. En los días mas calurosos del verano la bola de gutta percha llegaba a reblandecerse y no llegaba tan lejos como normalmente. Pero ninguno de éstos problemas disminuyó la popularidad de éstas bolas.

Las bolas, una vez moldeadas eran de color marrón oscuro. Se las pintaba y estaban listas para jugar. Después de varios partidos había que volver a pintarlas.

Si se las volvía a calentar se podía volver a moldearlas, con lo que se recuperaban las bolas viejas que se revendían a un precio inferior a las nuevas.

Las bolas de gutta percha reemplazaron a las de cuero debido a su menor coste y sus mejores cualidades. Cuando la bola recubierta de goma reemplazó a la de gutta percha lo hizo por las cualidades de juego y mayor distancia que alcanzaba a pesar de que costaba casi el doble.


EL PERIODO DE LA BOLA DE NÚCLEO DE GOMA

Empezó a finales de la década de 1890. Al principio las bolas se hacían a mano tejiendo gomas elásticas muy tensionadas alrededor de un núcleo de goma. Después se la recubría inicialmente de gutta percha y posteriormente de balata y otros materiales. En el 1900 se patentó la máquina tejedora de bolas que permitió que la bola de núcleo de goma fuera masivamente producida.

La distancia con el drive con las primeras bolas de goma estaba entre los 190 metros y los 245 metros. Era una bola mas fácil de golpear, por lo que no era preciso tener tanto nivel para poder jugar. Los campos tuvieron que alargarse y los pares cinco se convirtieron en pares cuatro. Se usaban más palos aunque la limitación ya estaba fijada en 14 con lo que se mejoraron los resultados, se varió la estrategia del juego y se cambió el diseño de los campos.

Las primeras bolas de goma no aterrizaban tan suavemente como las de gutta percha pues tenían tendencia a botar. Parte de esos problemas provenía del tipo de molde que se empleaba. A comienzos de la década de 1900, los moldes se habían mejorado. El problema de que la bola no aterrizara con suavidad cambió la estrategia de juego. A finales de esa década se resolvió ese problema al mejorar la aerodinámica y el spin.

Al principio, las bolas de cuero eran más caras que las de gutta percha. Después de unos años, el precio se fue reduciendo hasta un nivel que permitió a los jugadores comprarlas.


Atrás


   © Copyright www.lawebdegolf.com Página Principal|Boletín|Aviso legal|Privacidad|Soporte Técnico|Contacto|Suscríbete